Estudio revela un aumento del 43% en la inversión en competitividad industrial en España (alcanzando los 4.556 millones)

España destinará este año 4.556 millones de euros a la política industrial, una partida de fondos provenientes de la Unión Europea a través del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, destinados a impulsar la industria, la eficiencia energética y la digitalización de los procesos, según el estudio 'Retos de las Supply Chain Globales', publicado este viernes por EAE Business School.

Image description

En concreto, esta inversión supone un aumento del 43% con respecto a la que se hizo bajo el mismo programa el año pasado, pues las inversiones en sostenibilidad para adaptar procesos directos e indirectos de la cadena de suministro se han visto incrementadas tanto en empresas públicas y privadas, así como también en los gobiernos y otras organizaciones.

En esta línea, la profesora de EAE Business School, Mireia Ríos, ha destacado que en la mayoría de los casos, estas inversiones también son atraídas por clústeres emergentes creados para mejorar la competitividad de las empresas.

España cuenta con más de 3 millones de empresas, de las cuales el 5,6% representan el sector industrial, y con el tejido empresarial concentrado en un 60% entre Cataluña, Madrid, Andalucía y Valencia.

Ríos, también una de las autoras del informe, ha recordado que uno de los desafíos a los que se enfrentan las empresas es mejorar la gestión de la sostenibilidad en la cadena de suministro, porque cualquier decisión relacionada tiene un impacto relevante por su alcance global en todos los puntos de la cadena.

AUMENTO EN EL SUMINISTRO DE PILAS Y BATERÍAS

Además, del estudio también se desprende que en la próxima década se espera que aumente la demanda de baterías debido a la creciente adopción de vehículos eléctricos.

Según el Consejo Europeo, la cantidad de vehículos eléctricos en circulación aumentará de 1,8 millones en 2019 a 30 millones de vehículos eléctricos en circulación en 2030.

El informe detalla que esto se traducirá en un "gran aumento" en la demanda de pilas y baterías, por lo que la Unión Europea tiene el objetivo de liderar la producción mundial y obtener una cadena de suministro europea circular y sostenible para éstas.

Uno de los desafíos identificados en el estudio es la construcción de gigafactorías en Europa para lograr la autosuficiencia energética en los próximos años.

La demanda estimada de baterías para el vehículo eléctrico producido en Europa en 2040 será de un total de 1.200 Gwh por año, con lo que se necesitarán 80 gigafactorías con un promedio de capacidad de 15 gigavatios por hora (Gwh) por año en 2040.

Mientras tanto, se trabaja para alcanzar un mínimo de 40 gigafactorías en 2040, que supondría solo el 50% de la demanda base del mercado europeo.

España, por su parte, contará con cuatro fábricas de baterías para coches eléctricos ubicadas en Sagunto (Valencia), Barcelona, Badajoz y Vitoria, según ha recordado EAE Business School.

Tu opinión enriquece este artículo:

El dueño de Uniqlo mejora sus previsiones anuales (tras ganar un 31% más en nueve meses)

Fast Retailing, matriz de la firma japonesa de moda Uniqlo, registró un beneficio neto atribuido de 312.838 millones de yenes (1.789 millones de euros) en los nueve primeros meses de su año fiscal, que finalizará el próximo 31 de agosto, lo que supone un 31,1% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, según ha informado la multinacional, que ha revisado al alza sus previsiones.

El alquiler de un apartamento en Madrid sube un 20% interanual (muy por encima del 4,2% de media en Europa)

El Índice Internacional de Alquileres por Ciudad de HousingAnywhere, una de las mayores plataformas de alquileres de Europa, revela un repunte en el aumento del precio del alquiler. Pese a que, de media, los precios en las 28 ciudades europeas analizadas han continuado subiendo en los últimos dos años, los incrementos se iban ralentizando. Sin embargo, en el segundo trimestre de 2024, los precios recuperan una significativa tendencia al alza. Así, el aumento interanual se eleva al 4,3%, por encima del 3,8% del trimestre anterior. 

Uno de cada tres españoles no cuenta con políticas de desconexión digital en su empresa (y una cuarta parte afirma no practicar ninguna actividad física)

Cada vez son más los españoles que pueden teletrabajar durante el verano, lo que les permite más flexibilidad y sobre todo poder conciliar la vida laboral con la personal. Sin embargo, en ocasiones, esta flexibilidad queda algo difuminada, pudiendo llevar al trabajador a tener que alargar su jornada laboral, al tener disponible el material en su propia casa como el ordenador o el móvil de empresa.

Más de la mitad de los trabajadores catalanes no desconecta del trabajo cuando finaliza su jornada laboral (y el 34% lo atribuye a tareas pendientes que ocupan parte de su pensamiento)

Con la llegada del verano, muchos españoles buscan un respiro de sus rutinas diarias y una oportunidad para desconectar del trabajo. Ya sea tras la finalización de la jornada laboral o durante las vacaciones, la desconexión digital es un derecho regulado por la Ley Orgánica 3/2018 y afianzado en la Ley 10/2021. En concreto, el artículo 88 afirma que los trabajadores y los empleados públicos tienen derecho a la desconexión digital con el objetivo de garantizar su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como su intimidad personal y familiar. En plena era de la hiperconectividad, la línea entre la vida privada y la laboral se diluye cada vez más. De ahí que este derecho haya cobrado más relevancia que nunca entre los trabajadores. Sin embargo, ¿cómo se materializa esta desconexión realmente? ¿Cuán efectiva está siendo?

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies.