Edadismo, otra forma de discriminación laboral (“la cenicienta de las discriminaciones”)

(Carmen Grau Pineda, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria) Del edadismo, la discriminación por razón de edad, se ha dicho que funciona con especial sutileza, sin la carga de condena moral que tienen otras formas de discriminación (por género, orientación sexual, religión o raza). El edadismo oculta y margina a las personas mayores especialmente –pero no exclusivamente– en las relaciones laborales. Hay quien gráficamente la considera “la cenicienta de las discriminaciones”.

 

Image description

Según la Organización Mundial de la Salud, la discriminación por edad surge cuando “la edad se utiliza para categorizar y dividir a las personas por atributos que ocasionan daño, desventaja o injusticia, y menoscaban la solidaridad intergeneracional”.

Para la OMS, “el edadismo perjudica nuestra salud y bienestar y constituye un obstáculo importante para la formulación de políticas eficaces y la adopción de medidas relativas al envejecimiento saludable”.

El edadismo nos hace vulnerables

Junto con otros términos de uso frecuente como personas de edad avanzada o población madura, debemos a la Organización Internacional del Trabajo la introducción del término personas trabajadoras de edad. Ya en 1980, la OIT consideró a estos trabajadores más expuestos y vulnerables, y demandó una revisión de los entornos laborales para poner límite a ideas preconcebidas y estereotipos que alimenten la discriminación laboral hacia ellos.

En 2002, el Consejo de la Unión Europea concretó una horquilla de edad de entre 55 y 64 años en la cual las personas trabajadoras son más vulnerables en materia de empleo y ocupación.

Edadismo y jurisprudencia

En España, donde la protección contra la discriminación por razones de edad queda contemplada dentro de la Ley 15/2022, de 12 de julio, integral para la igualdad de trato y no discriminación, ya se han emitido sentencias sobre el edadismo.

A finales de 2020, el TSJ de Madrid declaró nulo el despido de varios trabajadores de la multinacional china Huawei, al considerarlo discriminatorio por razón de edad. En consecuencia, condenó a la tecnológica a indemnizar a los demandantes con 20 000 euros en concepto de daño moral.

En los antecedentes quedó reflejado parte de un discurso del presidente de la compañía, en el que señalaba la necesidad de aplicar “un mecanismo de salida efectivo, porque el ancho y la suavidad del canal de salida determinarán la velocidad y la dificultad de reemplazar lo viejo por lo nuevo”.

Y añadía:

“El ejército de los Estados Unidos tiene un mecanismo de gestión de reemplazo de oficiales. Si un oficial de combate se ha mantenido en una posición durante un cierto número de años pero no ha sido promovido y no puede adaptarse a otras posiciones, sólo puede salir”.

El reconocimiento explícito de esta forma de discriminación recibió, como no podía ser de otro modo, el máximo reproche jurídico. Esto es, la nulidad de los despidos discriminatorios.

Menores de 60, mejor indemnizados

Otra actuación, esta vez del Tribunal Supremo, aborda esta misma cuestión, pero desde otra perspectiva que también interesa explorar. Se trata de una sentencia relativa a un acuerdo en materia de despido colectivo que fijaba una indemnización mayor para las personas menores de 60 años.

La cuestión aquí no fueron los criterios de selección sino la cuantía de la indemnización a percibir. El Tribunal Supremo consideró razonable y proporcionado la distinción entre quienes están en una u otra franja de edad, y justificó que empresa y sindicato hubiesen acordado favorecer económicamente al colectivo más alejado del momento de la jubilación.

Por un cambio cultural y organizacional

Va a resultar determinante impulsar un cambio a partir del cual la diversidad generacional pueda considerarse un valor diferencial entre personas trabajadoras.

Todo apunta a que, ante esta ineludible transformación cultural y organizacional, solo las organizaciones capaces de adaptarse a los cambios y apostar por modelos de trabajo que integren al talento júnior y el sénior –mixtos o híbridos– conseguirán afrontarlos exitosamente.

El envejecimiento de la población va a generar desafíos sobre el empleo. A medida que las personas trabajadoras mayores se acerquen a la edad de jubilación, en ciertos sectores o profesiones habrá menos mano de obra experimentada disponible. Y esto puede redundar en una pérdida de talento y experiencia muy valiosos para las empresas.

Existe un amplio consenso en que, para afrontar el reto del envejecimiento poblacional, será necesario alargar la etapa laboral. Y para ello urge cambiar radicalmente el concepto de jubilación. Se deben incorporar elementos de flexibilidad, como la compatibilidad entre la pensión y el trabajo retribuido, y eliminar todos los desincentivos y disfunciones existentes al respecto.

Carmen Grau Pineda, Profesora Titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

The Conversation

Tu opinión enriquece este artículo:

Sano orgullo versus falsa modestia (¿es conveniente tener un perfil permanente en las redes sociales?)

(Santiago Iñiguez de Onzoño, IE University) Una parte significativa de la identidad de muchos profesionales se refleja en su actividad en las redes sociales. Se comparten fotos, opiniones, artículos, comentarios y adhesiones a las contribuciones de otros. Esto ha llevado a muchos reclutadores a examinar la presencia digital de los candidatos que aplican a puestos de trabajo en sus empresas.

El 72% de la población española ya paga sin contacto (y más del 60% considera que el dinero en efectivo es el medio de pago menos sostenible)

Los medios de pago digitales continúan su expansión y lo hacen consolidando nuevas fórmulas de pago en un entorno de crecimiento que se mantiene, aunque con ciertas restricciones, desde su despegue en 2020 y, dentro del cual, la percepción por la sostenibilidad aumenta. Aunque la mayoría de los usuarios aún no identifican con claridad las implicaciones que tiene la elección de uno u otro medio de pago, más del 60% de la población bancarizada (el 61,8%) ya asocia el dinero en efectivo como el medio con mayor impacto medioambiental, muy por encima del resto de alternativas electrónicas.

Arroz Dacsa presenta ‘excusas’, una parodia dedicada a quienes nunca reconocen sus peores paellas

Se presentó la nueva campaña publicitaria de la marca valenciana Arroz Dacsa, creada por la agencia Kids y producida por Jakiens, que esta vez lleva por título ‘Excusas’. Tras el éxito de su última campaña ‘El Veredicto’, la marca nos presenta una sátira sobre todas esas personas que nunca reconocen sus errores a la hora de cocinar una paella valenciana, con un mensaje final que invita a seguir practicando para perfeccionar la técnica. La campaña mantiene el código cinematográfico de las anteriores propuestas, y este año destaca especialmente por el trabajo de maquillaje y dirección de arte, con una estética inspirada en las películas y series distópicas de humor surrealista.

 

Heineken España impulsa la digitalización de la hostelería (con soluciones que reducen un 30% el consumo energético)

En concreto, la cervecera, que cuenta con 125.000 clientes hosteleros, más de la mitad de los bares y restaurantes que hay en España, ha presentado los avances tecnológicos para sistemas de frío en el marco de la Horeca Professional Expo (HIP), el mayor encuentro del sector de la hostelería en España, donde ha mostrado el avance de Eazle, una de las 10 mayores plataformas de 'ecommerce' del mundo, que ya cuenta con más de 20.200 clientes activos haciendo pedidos cada semana y este año aspira a llegar a los 30.000 y convertirse en la mayor de España dedicada a la venta de bebidas.

Inditex perfora sus máximos históricos y sitúa su capitalización en 127.000 millones de euros

Inditex, el gigante textil de mayor peso en el selectivo español Ibex 35, ha cerrado este miércoles en la Bolsa con una subida del 1,77%, a 40,81 euros la acción, un nuevo máximo histórico que le ha permitido situar su capitalización bursátil en un récord de 127.000 millones de euros a escasas tres semanas -el próximo 13 de marzo- de presentar sus cuentas del ejercicio 2023.

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies.